miércoles, 10 de agosto de 2011 | By: Skadhi

La sonrisa del vencido - Manuel Álvarez-Xago






LA SONRISA DEL VENCIDO, de MANUEL ALVAREZ-XAGO
LA ESFERA DE LOS LIBROS

Nº páginas: 224 pags
Lengua: CASTELLANO
Encuadernación: Tapa blanda
ISBN: 9788499700571
Nº Edición:1ª
Año de edición:2011
Plaza edición: MADRID

SINOPSIS

Cuando Nora recibe un sms de Carlos, su marido, se queda absolutamente sorprendida. Pero decide seguirle el juego y unirse a él en esa nueva aventura que puede alterar positivamente la rutina de su vida matrimonial. Sin embargo, en la era de las comunicaciones tecnológicas, lo que comienza como una broma romántica, puede tener consecuencias imprevistas.

Y así, un día más tarde, en la habitación de un elitista hotel de la ciudad aparece el cadáver semidesnudo de una mujer.

Recién llegados al Grupo de investigación del Cuerpo Nacional de Policía, los agentes Roi e Iglesias, sedientos de méritos, son recibidos con los brazos abiertos por la Unidad a la que se le ha encomendado el esclarecimiento del asesinato. ¿Un crimen pasional? ¿Una muerte con ramificaciones en los turbios negocios de la ciudad?

La sonrisa del vencido es la historia de gente corriente expuesta a situaciones extraordinarias, el relato de un crimen en el que el bueno, puede dejar de serlo para alcanzar el bien; el malo quizás ni siquiera sepa que lo es; y la víctima que parece fruto del más puro azar, puede haber participado en la misma génesis del delito.

CRÍTICA

Buena novela policíaca nacional la que nos presenta LA ESFERA DE LOS LIBROS en "La sonrisa del vencido". Con un estilo directo, sin rodeos y escrito de una manera amena y fácil de asimilar, Manuel Álvarez-Xago nos presenta un caso de investigación criminal salpicado de referencias a los problemas actuales de empresarios y bancos, todo ello mostrado desde un punto de vista objetivo y sobre todo, mostrando al lector cómo una situación financiera complicada puede convertir al hombre más tranquilo en un hombre sin conciencia ni remordimientos.

La historia nos presenta a un matrimonio normal, Nora y Carlos, ella florista y él, director de una sucursal bancaria. O lo que es lo mismo, una pareja de clase media como las que abundan en nuestro país. Un día, sin más, Nora recibe un sms de Carlos indicándole "No hagas nada. Hoy eres mía", lo que divierte a Nora al creer que su marido le tiene preparado un encuentro "íntimo" para romper la rutina. Los siguientes mensajes que va recibiendo de Carlos, la llevan a adquirir lencería, reservar una habitación de hotel... un juego en el que ella participa encantada ya que su marido le está mostrando una cara diferente a la habitual... pero lo malo de los sms de los móviles es que el número de teléfono puede ser de la persona... pero realmente lo está mandando él??

Aquí comienza un juego con consecuencias nefastas para casi todos los integrantes de esta historia...y son esas consecuencias las que nos permitirán conocer a Leo y Roberto, dos jóvenes policías con una visión del deber y de la ley bastante diferente a la que nos tienen acostumbrados en los thriller americanos. Aquí nos encontramos dos policías con sus defectos y sus virtudes, su forma de ver la vida, tan parecida a la de cualquier joven independientemente del uniforme, pero con un sentido del deber incuestionable... con ellos aprenderemos un poco más sobre la camaradería entre compañeros del cuerpo, sus miedos y sus sueños... si que es cierto que el autor pasa en algunos momentos por encima de ciertos detalles de la investigación criminal, con ánimo de evitar tener que profundizar en cuestiones técnicas que es probable que hubieran favorecido a la historia, pero que, por lo que sea, el escritor ha preferido obviar, ya sea por aligerar la historia, o por querer centrarse en los personajes. Desde nuestro punto de vista, el libro hubiera estado más completo si se hubiera descrito y profundizado los análisis y la investigación del crimen, lo cual no quita que el escritor nos haya presentado a unos policías con un toque humano y creíble, y que le otorga a la historia ese aura que nos permite conectar con los personajes, y concederles un toque de realidad, ponerles una cara y creernos lo que nos están contando... pero un poco de más de "profesionalismo" no hubiera estado nada mal.

Al margen de esto, el hilo conductor lo comparten los dos policías con Carlos, el marido, posible verdugo, posible víctima, posible inocente o posible culpable... un personaje con el que el escritor juega a su antojo y con el que despliega toda la artillería psicológica del libro. Una persona normal, con una vida normal, y que de la noche a la mañana, se encuentra en una pesadilla de la que le han hecho partícipe, de la que no consigue salir y que le arruina la vida sin posibilidad de recuperar el tiempo perdido. Con Carlos, nos veremos en una situación en la que preferiríamos no tener que estar, porque cuando el destino decide jugar con la vida de una persona, todos los pilares en los que se sustenta dicha vida se desmoronan como un castillo de naipes, y resulta muy complicado encontrarle de nuevo un sentido a lo que estamos haciendo...

Es en este aspecto donde hay que reconocer la destreza del escritor, ya que sabe mostrarnos cómo un hecho puede desembocar en un cataclismo cuyas consecuencias son inesperadas. Un simple acto, en manos de la persona equivocada, puede arruinar una vida, y condenar a la desidia y al dolor a una persona que no se lo merece... y cómo salir de ello? Se puede olvidar dicho acto y vivir como si nada? O el ser humano, con su raciocinio, prefiere buscar en la venganza un medio con el que apaciguar el alma? Estas son las preguntas cuyas respuestas encontraremos en el libro a través del personaje de Carlos, con quien nos identificaremos en la mayoría de sus actos.

En definitiva, buen suspense, perfecto para esta época estival que nos permite disfrutar de un caso que empieza siendo rutinario, y acaba siendo mucho más oscuro de lo que hubieramos pensado...

PUNTUACIÓN: 7. Algunas cosas no se pueden perdonar...

RESEÑA REALIZADA POR SKADI

6 comentarios:

Shorby dijo...

Qué mal rollo me da el tío de la portada xD
Tiene cara de loco...

Casa de libros perdidos dijo...

Jajajajajaa... estoy de acuerdo contigo Shorby, pero que sepas que cogí el libro precisamente por el tío...

Trasto dijo...

Buena radiografía de esta obra. La he leido y me ha sorprendido gratamente (especialmente ya que es la primera novela del autor)Muy recomendable.

Casa de libros perdidos dijo...

Muchas gracias por tu comentario Trasto!! A mi también me sorprendió el libro, buena historia!! Un beso!!

Anónimo dijo...

Buena forma de explicar la novela sin desvelar los aspectos claves, lo único en lo que no estoy de acuerdo es en lo de explicar de manera técnica y pormenorizada la investigación criminal. Entiendo que una investigacion de este tipo, es un trabajo metódico y farragoso que pudiera hacer caer a la novela en un bucle aburrido que le restase una de sus virtudes principales... la amenidad y facilidad de lectura, hay demasiados ejemplos de novelas y títulos en el cine, que se centran en los entresijos de las investigaciones policiales, pero en esta novela, lo que resalta sobre todo, es el concepto, que por muy interesante o por mucha repercusion que pueda tener una labor, lo importante son las personas que lo desempeñan, y que son precisamente eso, personas.

manuel dijo...

me ha gustado el libro, es entretenido.

Publicar un comentario