jueves, 6 de septiembre de 2012 | By: Skadhi

RESEÑA: La primera luz de la mañana - Fabio Volo




LA PRIMERA LUZ DE LA MAÑANA, de FABIO VOLO
PLAZA & JANES

Nº de páginas: 248 págs.
Lengua: ESPAÑOL
ISBN: 9788401353215
Año edición: 2012
Plaza de edición: BARCELONA

SINOPSIS

Del autor n.º 1 en ventas en Italia, con más de 5 millones de ejemplares vendidos de sus novelas, una historia sincera e intensa que habla de los sentimientos y las emociones de una mujer decidida a romper con todo en busca de su felicidad. Una historia para todas nosotras.
«Un día, de un modo natural, todo cambió. Y nada volvió a ser como antes.»..Todo el mundo de certezas y seguridades de Elena queda barrido y aniquilado cuando permite, por primera vez, que el deseo y la pasión irrumpan en su vida con una fuerza que jamás habría imaginado. Es un salto a lo prohibido que la obliga a replantearse su matrimonio y ese futuro tan ordenado y rutinario que sin querer se ha construido para complacer a todos menos a sí misma. Quizá merezca algo más. Quizá también ella tenga derecho a la felicidad. Basta con encontrar el valor para probar, para lanzarse sin miedo a equivocarse...«Durante años estuve esperando que mi vida cambiase, pero ahora sé que era ella la que esperaba que cambiase yo.»..Una novela sincera e intensa, capaz de abordar los sentimientos femeninos sin artificios ni palabras vacías y de enfrentarnos a nuestras emociones más auténticas; una historia para todas nosotras. Con LA PRIMERA LUZ DE LA MAÑANA, su libro más reciente, Fabio Volo, el autor de EL TIEMPO QUE QUERRÍA, confirma y consolida las cualidades que le han convertido en un auténtico fenómeno en Italia, donde se han vendidos más de 5 millones de ejemplares de sus novelas...

CRÍTICA

Antes de todo, tengo que reconocer que este año no he tenido un año "literario", he leído mucho menos de lo normal y casi ningún libro ha conseguido llamarme la atención, por lo que he terminado dando libros a mis compañeros a los que veía un mayor entusiasmo en la lectura.

Cuando una persona se encuentra en una etapa de "bloqueo", en este caso en un bloqueo "literario", se llega a coger los libros con desgana y no se consigue encontrar nada que atraiga en su lectura. Para una persona como yo, que me encanta dejarme llevar por la historia de un libro y desconectar de este mundo real para ser espectadora de primera fila del mundo narrado en la novela, ha sido especialmente triste estar una etapa de bloqueo tan larga...

Pero no por ello he querido rendirme, y he seguido cogiendo libros de temáticas variadas y con el firme propósito de que problemas personales o profesionales, quedaran apartados en un rincón de mi mente para poder disfrutar de la lectura. Con este firme propósito es cómo llegó a mis manos "La primera luz de la mañana", de Fabio Volo, autor italiano del que no había leído absolutamente nada y del que desconocía por completo su estilo.

Partiendo de la base de que yo soy lectora de novela de género, ya sea suspense, terror, ciencia ficción, histórica o similar, coger un libro de temática intimista, cotidiana, que no iba a tener el aliciente de ningún caso que resolver o país que invadir, me supuso un auténtico reto... un reto que me ha resultado encantador y además me ha dejado un buen sabor de boca.

"La primera luz de la mañana" es una novela de sentimientos, una novela que nos narra situaciones cotidianas en las que todos podríamos ser los protagonistas: situaciones de encuentros, desencuentros, desencanto por la vida que se vive, y sobretodo, esa búsqueda de la felicidad, de conseguir sentirnos llenos con lo que nos rodea, con lo que hacemos, con lo que sentimos...

En este libro, vamos a conocer a Elena, una mujer normal, como todas nosotras, que lleva una vida aparentemente normal, o al menos, la vida que se supone que nos marcan que debemos vivir para poder ser felices: un matrimonio estable, un trabajo bien remunerado que gusta, un hogar que se parece a lo que queríamos, amigos, etc... pero Elena se siente vacía, lo tiene todo, o al menos todo lo que debería hacerla feliz, pero no lo es... cree vivir una pantomima, una constante actuación, un constante juego de apariencia de que cómo está viviendo le tiene que gustar porque tiene que ser feliz, porque todos lo son... pero se puede tener todo lo que te marca la sociedad para tener bienestar y tranquilidad, y faltar lo más importante: la chispa que mueva nuestro verdadero motor, que no es otro que el corazón...

De esta manera, nuestra protagonista despierta cada día siendo más consciente de que un beso por la mañana, y un beso por la noche antes de irse a dormir no es suficiente para sentirse amada, no es suficiente para poner en marcha la pasión de un corazón que necesita latir con fuerza, y que ese hombre que tiene a su lado parece ser más un viejo amigo que otorga la seguridad de no estar solo, que un hombre que le pueda dar el calor y el cariño que ella necesita... pero la vida, juguetona ella, en los momentos más necesitados, nos pone en el camino algo que nos puede permitir cambiar nuestro presente hacia un futuro incierto pero vivo, pero la decisión es nuestra... ¿seríamos capaces de cambiar nuestras vidas para encontrar la felicidad?

Pero he ahí que entonces despierta también esa parte de nuestra conciencia llamada "moralidad", que nos dice que ser feliz y sentirse amada a veces no es compatible con una vida estable y normal... y cuando el enfrentamiento entre moralidad y sentirse vivo rompiendo reglas comienza, las consencuencias pueden resultar muy diferentes a las pensadas en un inicio...

Con la historia de Elena, el autor, Fabio Volo, nos lleva al interior de cada uno de nosotros para que seamos conscientes de que, a veces, a lo mejor, la moralidad es la posible causa de la desdicha e infelicidad, que a veces, romper con la monotonía puede suponer una liberación y no una condena... y es que como bien muestra el escritor a lo largo de toda la novela, el ser humano posee, en la sociedad actual, un terrible miedo a una cosa: la soledad. Parece que preferimos vivir en una mentira, en una película, o en un bucle monótono diario aún siendo conscientes de que estamos perdiendo la oportunidad de poder dar un giro a nuestras vidas, para bien o para mal, pero que a veces, si no lo intentamos, no lo sabremos nunca...

A través de Elena, Volo nos hace partícipes de sus sentimientos, miedos, sueños y deseos, nos muestra un poquito de cada uno de nosotros cuando somos incapaces de dar un pequeño paso que puede suponer un gran cambio en nuestra vida... Hay que reconocer que la historia que narra el libro, contada desde un punto de vista ligero y sin caer en las redes del drama, está tan bien desarrollada que te hace parte de ella, y poco a poco, con el paso de las páginas, empiezas a sentir la necesidad de querer ser parte de la historia y querer saber si Elena, la protagonista, será capaz de dar ese paso... porque, como he dicho antes, a veces, hay que sufrir un poco y hacer sufrir, antes de poder sentirse lleno y libre...

En definitiva, buen libro, ameno, rápido de leer, sobre todo porque al estar contado en primera persona aligera la historia de Elena, un personaje muy bien definido por el escritor, un personaje real, un personaje que podríamos ser cualquiera de nosotros... merece la pena leerlo, a mi me tuvo 6 horas seguidas sin hacer otra cosa que querer saber si Elena podría liberarse... y eso, en un libro, es revelador de que su autor ha sabido enganchar al lector...

PUNTUACIÓN: 7. A veces, la vida nos da una oportunidad para cambiarlo todo, pero... ¿somos capaces de hacerlo sin tener claras sus consecuencias?

RESEÑA REALIZADA POR SKADI

1 comentarios:

InésM dijo...

Lo tengo en mi lista de pendientes. Nunca he leído nada de este autor y ya le tengo ganas.
Besitos.

Publicar un comentario